RAÍCES

Como caminar descalzo, pero con un poco de apoyo. 

Diseñamos tus iGUANEYEs inspirados en los cuentos de los indios amazónicos que solían proteger sus pies sumergiéndolos en látex de los árboles. Partiendo de esta idea tan simple, desarrollamos un calzado sofisticado que mantiene el mínimo de material suficiente para liberar el pie, pero con algo de protección, como una segunda piel.

Pero esta no es la única razón por la que somos una marca minimalista. Nos gusta un diseño simple y efectivo, pero también nos preocupamos por el bajo impacto del ciclo de vida de nuestros productos. Un par de iGUANEYEs se fabrica aquí en Portugal, para durar y con materiales de alta calidad y ecológicos. Después de una larga vida útil y muchos kilómetros, los zapatos se pueden desmontar fácilmente y las diferentes partes se envían a un contenedor de reciclaje común.